TIXTLA, Gro., 26 de octubre de 2021.- Con 35 años de existencia, el taller de alfarería El Fortín de esta ciudad, sobrevive ante la modernidad y ahora ante una interminable pandemia de Covid 19.

El taller fue iniciado por Hermenegilda Bello en 1986, y comenzó con la participación de nueve familias. Ahora sólo subsisten cinco de ellas.

Los que ahora dan vida a este taller de alfarería, reconocen que en su momento el ex gobernador Alejandro Cervantes Delgado los brindó apoyo, pero se fue extinguiendo con el tiempo.

Ahora, a días de haber iniciado oficialmente su periodo de venta por el Día de Muertos, los artesanos reportan bajas importantes comparadas con años antes de la pandemia. María Luisa Abrajan Zeferino admite que con la modernización, la creación de nuevos artículos en el mercado el negocio ha sobrevivido pero en números rojos.

En esta temporada de Día de Muertos, el negocio es visitado por personas en busca de adornos como calaveras, cazuelas, alebrijes, catrinas, y jarros.

El uso de redes sociales como Facebook, ha permitido al grupo de familias competir en el mundo de las nuevas tecnologías de la información.

En unos días, del taller saldrán figuras que representan a danzantes de diversas partes de la región para partir rumbo a Atlanta, en el estado de Georgia, en Estados Unidos.

Por Quadratín Guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *