Misael Habana de los Santos

Algo grave ocurrió en la casa de la colonia Roma en la Ciudad de México para que se abortara el anuncio sobre los resultados de la encuesta que arrojaba el nombre del candidato de Morena que ganará la gubernatura del Estado y sustituirá al gobernador Héctor Astudillo Flores.

Algo fue lo que ocurrió que hizo que el presidente de Morena, Mario Delgado, reculara y negara lo que él mismo había anunciado a través de un tuit “ hoy vamos a presentar los resultados de la encuesta Morena Guerrero”. Más adelante, escribió “los invito a seguir la transmisión en vivo a la 1.30 pm”. Una hora más tarde el tuit fue bajado.

De acuerdo a la versión de los nueve de los 18 aspirantes convocados a la casona de la colonia Roma, no solo el tuit fue bajado, sino que el dirigente de Morena les dijo que aún no había encuesta, mucho menos resultados, sino que aún se iba a aplicar de donde se van a sacar seis personalidades, tres hombres y tres mujeres, para de ahí, después del sondeo, tomar la determinación sobre el ungido que todo indica será hombre.

Bajo esa premisa, el presidente del CEN de Morena mintió una o dos veces, la primera al twittear que este jueves presentaría resultados de la encuesta; la segunda, al “decirle” a los nueve aspirantes que no había tal encuesta, ni resultados; la tercera, por el simple gusto de mentir y pretender que la sociedad crea esas mentiras.

Lo cierto, de acuerdo a versiones internas, es que las cosas se complicaron desde el momento en que alguno de los aspirantes punteros no respetó los acuerdos y en el más viejo estilo priísta del pleistoceno acarreó a centenas de seguidores para presionar, mostrar músculo pues…

Así es que desde la tarde del miércoles, con todo, seguidores de Félix Salgado Macedonio comenzaron a “filtrar” presuntas encuestas provenientes del CEN de Morena que daban el triunfo al “Toro” y colocaba a Pablo Amílcar Sandoval, abajo de Bety Mojica y de Luis Walton, sí en cuarto lugar, numeralia que desmentía la misma versión.

Los seguidores de este último hicieron circular una encuesta realizada por la facultad de Matemáticas de la Universidad Autónoma de Guerrero que daba el triunfo a su abanderado, que coincidentemente, manejaba casi los mismos números.

Mientras hacían correr la versión sobre el inminente triunfo de Salgado Macedonio, los celulares timbraban invitando a sus seguidores de acudir a la Ciudad de México donde el aspirante recibiría “la constancia de mayoría”. También se daban direcciones de los lugares donde saldrían vehículos por la madrugada.

Así se inició un éxodo de morenistas de nueva generación hacia la Ciudad de México compuesto por gente de toda ralea política, perredistas, ex priistas, periodistas del viejo régimen, ex funcionarios del gobierno municipal de Félix, desempleados, morenistas
sanforizados (auténticos), familiares y amigos del aspirante que pretenden construir la 4T en Guerrero.

Las redes sociales, una vez más, cumplían su misión y mostraban las arrugas evidentes de este proceso que supuestamente ya estaba planchando y, que al tomarse la foto, mostró las imperfecciones del proceso.

Cito una versión, que creo es lo más cercano a lo que pudo ocurrir en la casa de la colonia Roma. Es un trascendido:

“Cuando todos esperaban que saliera humo blanco en la designación del candidato a gobernador de Guerrero, el Comité Ejecutivo Nacional de Morena que dirige Mario Delgado cambió la jugada, finalmente dijo que no habría candidato, que se van a una encuesta de reconocimiento.

Y es que el acuerdo nunca llegó. Morena tiene complicada la designación porque uno de sus principales aspirantes Félix Salgado, quien ve el asunto de la encuesta como un simple trámite debido a su popularidad, tiene una senda denuncia por violación que se ha negado atender, ni siquiera la Fiscalía de Guerrero se ha pronunciado sobre este delicado asunto del que se sospecha encubrimiento.

Este día, cientos de seguidores del llamado “toro sin cerca”, fueron acarreados para lanzar porras a favor de su aspirante a candidato frente a la sede nacional de Morena.

Por otro lado Pablo Amílcar Sandoval se veía abatido porque al parecer no era lo que esperaba o lo que habían acordado un día antes. Algunos dijeron que Mario Delgado les cambió la jugada de última hora. El caso es que allí estaban los candidatos punteros y las comparsas: Adela Román, Luis Walton, Beatriz Mojica, Nestora Salgado, Marcial Rodríguez, Antonio Helguera y demás, pero el único que llevó porra intensa fue Félix Salgado que se veía pleno, como si nada.

Luego del anuncio simplón de Mario Delgado, todos los aspirantes se dispersaron, Pablo Amílcar se subió a su camioneta y se fue, y con ellos los medios de Guerrero que fueron acarreados, algunos por la alcaldesa de Acapulco, otros por Félix o Pablo Sandoval.

Hasta la vista baby, la supuesta encuesta que se levantó el fin de semana pasado no pasó la prueba; dicen que hay molestias, dicen que el impresentable Félix quiere ser candidato a como sea, dicen que Pablo Sandoval le ganó por décimas a Félix y que por eso no quisieron anunciar nada; todo es dicen, trascendidos, lo cierto es que habrá otra encuestas de enjuague y van tres mujeres y tres hombres. El resultado está de peli”.

Sí, de película. Y esto no acaba hasta que se termine, parece, que antes de la nochebuena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *