Acapulko tropikal/Misael Habana de los Santos

“Hasta un niño de primaria sabe que don Porfirio fue enemigo de la Revolución”

“Hasta un niño de primaria sabe que don Porfirio fue enemigo de la Revolución”, me dice la señora que viene a ayudarme a levantar la chandera cada semana a la casa.

No es una mujer ilustrada, creo que apenas concluyó sus estudios primarios, pero le ha dado por mostrar interés por los temas políticos nacionales, a través de esa neo enciclopedia ilustrada, esa especie de neo Petit Larousse ilustrado, que es el Facebook.

Ya de ella nada me sorprende como al principio. Ya me pregunta algo sobre AMLO como si yo supiera mucho o tuviera cara de Mr. Google o de Wikipedia.

Ya me pregunta sobre las movilizaciones en Chile, ya me pregunta sobre el neoliberalismo, ya me pregunta sobre el golpe de Estado en Bolivia y, bueno, no faltó preguntarme sobre el cartel del Ayuntamiento de Acapulco que invita a conmemorar la Revolución Mexicana en los próximos días.

—¿En el que aparece mi paisano el dictador Porfirio Díaz? Le respondo preguntando.

“Ese mérito” me dice Doña Tere, como le digo afectuosamente a quien me ayuda a limpiar mi casa.

“¿Oiga don Misael y quién hizo eso?”, vuelve a inquirir mientras sostiene con firmeza la escoba como si dirigiera a un municipio saqueado por todos y con vista al mar, exigente, con un tono que clama justicia y pide la cabeza de los responsables de la afrenta histórica.

— Sepa la viur … le respondo intentando zanjar el interrogatorio, que si no busco la manera de quitarle fuerza, pararlo, podría arrastrarme por las barrancas llenas de inmundicia que no recoge la CAPAMA y arrojarme al basural que se encuentra en el fondo de la bahía.

“Pues la responsable, por omisión y comisión es la mismísima Adela Román. Uno por rodearse de pendejos, comenzando por sus asesores, desde el general y principal, Ricardo Castillo Barrientos; pasando por su directora de Cultura, Malena Steiner y concluyendo por quien lo difunde, su directora de Comunicación Social”, le sorrajo en vivo y en directo.

— Pues sí, alcanza a decir.

— Sí que renuncien todos los responsables por ignorantes e ineptos. Pero el gobierno de la 4T no puede seguir enlodando su nombre por incapacidad de algunos vivillos que se travistieron de izquierda para sólo alcanzar sus fines exclusivamente personales, su salida de pobres en tres años.

Una característica básica del perfil de un militante de la siniestra es conocer y hacer historia. Y estos farsantes ya demostraron que esa materia no es su fuerte.

“Tiene razón Don Misael. Tiene razón…. pero yo sigo diciendo que hasta un niño de primaria sabe quienes hicieron la Revolución y que Porfirio Díaz, su paisano, fue un dictador.

—Sí, pero Adela y su gente no. Trato de concluir ipso facto.

Y comenzó a mover la escoba. Señal de fuga. Era hora de escapar de esta batería de preguntas, de esta neo inquisición, en que han convertido las benditas redes sociales a la gente común.

— ¡Qué horror! ¿Por qué no somos normales? Grité y para cerrar azoté de golpe la puerta que también sonó como signo de interrogación.

Por: Quadratín Guerrero