Escultura a debate

Por Misael Habana de lo Santos

El 19 de agosto de este año el funcionario del gobierno municipal morenista de la comuna de Acapulco, Armando Javier Salinas, secretario de Desarrollo Urbano y Obra Pública, en un oficio dirigido al secretario de Gobierno, Ernesto Manzano Rodríguez, da luz verde al proyecto “Nueva Escultura Lic. Miguel Alemán Valdés” impulsada por el Grupo Empresarial Mundo Imperial y que según el proyecto autorizado por él se realizaría en la glorieta del Centro de Convenciones.

El funcionario municipal antes de darle viabilidad  técnica y urbanística al proyecto del grupo empresarial encabezado por el director general de Mundo Imperial, Seyed Rezvany, argumentó a favor del ex presidente de México que inició la contrarrevolución sepultando los logros del cardenismo y construyendo una inmensa fortuna a través de la corrupción que instituyó a través del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, acusado por organismos empresariales de la construcción de pedir moches para otorgar obra pública, justifica la colocación de una réplica de la escultura realizada por Juan Fernando Olaguíbel con los siguientes argumentos.

Al justificar la edificación de la escultura de hormigón y granito en la avenida Costera Miguel Alemán esquina con María Bonita, Javier Salinas es pródigo en halagos sin ningún sonrojo al ex presidente que inició la etapa institucional de los gobiernos del PRI dirigidos por los “cachorros de la Revolución”.

Palabras más, palabras menos, dice que el proyecto es un reconocimiento para el ex presidente que dejó beneficios a nuestro puerto, “mismo que es evidente en nuestros días en infraestructura carretera, aeroportuaria y marítima, así como el impulso turístico que otorgó en beneficio de este puerto, posicionándolo como el destino preferido del mundo”.

Después de argumentar a favor de la colocación de la réplica de la escultura, dice que “el entorno urbano es viable, la imagen urbana también” y que no hay que hacer cambios de jardinería. Por lo que concluye que el proyecto “nueva escultura Lic. Miguel Alemán Valdés” es técnica y urbanísticamente viable.

El proyecto dado a conocer el pasado martes por la alcaldesa Adela Román Ocampo en una sesión de Cabildo, del que se deslindó este domingo, ha sorprendido a los representantes populares de Morena, que son el grupo hegemónico en la comuna porteña.

Lo que viene en los próximos días, el debate sobre la colocación de esta copia de escultura de hormigón y granito, es la continuación de la lucha entre liberales y conservadores.

El debate y su conclusión colocará a cada quien en su lugar. Así que fuera mascaras.