Llama Mario Delgado a evitar que el odio racial sea el alimento de un discurso político

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Mario Delgado Carrillo, acudió al memorial en honor a las víctimas del tiroteo del pasado 3 de agosto en El Paso, Texas, donde presentó una ofrenda y manifestó su solidaridad con los deudos y familiares, así como la condena a la los hechos promovidos por el odio racial.

En un comunicado, el también coordinador del grupo parlamentario de Morena informó que esa ciudad hizo un llamado “a evitar que el odio se convierta en un discurso que alimente un falso enemigo, que es la supremacía racial, la supremacía blanca”.

“Hoy hablamos en contra de la intolerancia, la hegemonía racial y los prejuicios, nos manifestamos a favor del respeto, la concordia y el trabajo común para atender los problemas que son comunes a nuestros países”, dijo.

El diputado indicó que estuvo acompañado por el presidente municipal de Ciudad Juárez, Chihuahua, Armando Cabada Alvídrez, y del diputado federal por Chihuahua, Ulises García Soto.

Delgado Carrillo subrayó que el odio racial tiene que ser detenido “y hoy en esta ciudad nos sensibilizamos con las víctimas y volvemos a este memorial para refrendar la fraternidad universal entre los pueblos y entre las naciones”.

Reiteró la posición del Congreso de la Unión de condenar los hechos y solidarizarse con los deudos de las víctimas y rechazar cualquier discurso de odio que promueva el supremacismo blanco y el racismo.

Además, expresó su apoyo a las acciones de protección que ha emprendido el gobierno de México a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores en favor de las familias.

“Solicitamos al gobierno de los Estados Unidos de América garantizar la integridad de la comunidad mexicana y migrante y de las instalaciones diplomáticas consulares y culturales”, externó.

Asimismo, reiteró su respaldo total a las acciones encabezadas por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, y el canciller Marcelo Ebrard Casaubón, para la investigación del acto que calificó como terrorista.

“Venimos a invitar al Congreso de los Estados Unidos a que se revisen las leyes para el control de las armas, sabemos que son leyes de los Estados Unidos y tenemos obviamente mucho respeto por ellas, pero sí sería bueno discutirlas en conjunto, sobre todo porque mexicanos sufren las consecuencias de esta venta indiscriminada de armas, de este lado de la frontera y también del otro lado de la frontera con todas las armas que son metidas ilegalmente a nuestro país”, añadió.

El Congreso mexicano, aseguró, estará muy atento y dará seguimiento a los temas que incumben a los dos países “y hoy nuestros pensamientos y oraciones y respetos están con las víctimas, con sus deudos, con los mexicanos y con todas las personas que creemos firmemente en la paz, la solidaridad y la fraternidad”.