Se procederá contra carburadoras de gas LP irregulares: Adela Roman; han dejado de operar 100 establecimientos

Acapulco, Guerrero.- Preservar la vida de las familias es el objetivo de los operativos en los centros de carburación, expresó la alcaldesa Adela Román Ocampo, tras informar que se han iniciado los procedimientos correspondientes contra los centros de carburación que siguen trabajando sin cumplir con las medidas de seguridad y los permisos para su funcionamiento.

En declaraciones a reporteros al finalizar la firma de convenio en materia de protección civil con el gobierno de Coyuca de Benítez, Román Ocampo explicó que ante la solicitud de los ciudadanos y como medida de prevención, los operativos continúan en la ciudad a fin de evitar alguna tragedia ocasionada por la distribución del producto.

“Se tomaron medidas urgentes, nosotros estamos atendiendo la responsabilidad que tenemos como Ayuntamiento, a la denuncia ciudadana para evitar que pase una tragedia, este trabajo lo tenemos de manera permanente, de manera permanente visitar a todos estos centros de distribución la mayoría están cerrados”, afirmó la primera edil de Acapulco.

Referente a la clausura realizada el fin de semana, a la carburadora con razón social La Calzada, Román Ocampo destacó que personal de Protección Civil acudió al llamado de los vecinos y se procedió al respecto.

Aunado a ello, el director de Protección Civil, Cuauhtémoc Gayosso Pérez informó que este centro de carburación fue clausurado desde hace tres meses, por no contar con licencia de funcionamiento, permiso de uso de suelo, estudio de riesgo de impacto ambiental y títulos de permiso, además de que se detectaron válvulas caducas y para prevenir incidentes se realizó la clausura temporal y se procedió a la colocación de sellos.

Explicó que los sellos fueron quebrantados, por lo que se inició el procedimiento legal ante el Ministerio Público, al igual que a otros tres centros de carburación que pertenecen al mismo dueño. Sin embargo, dijo que continúan trabajando para evitar incidentes de gran magnitud que puedan afectar la integridad de las familias acapulqueñas.

A su vez, el coordinador de la dependencia, Ricardo Contreras, refirió que de los 176 centros de carburación que se encontraban operando en Acapulco, hasta el momento 100 de ellos han sido sacados de operación, mientras que 11 más se encuentran operando de manera condicionada ya que cuentan con licencias de funcionamiento federal y permisos municipales, además han clausurado 21 y 33 fueron desmantelados.

Por último, los funcionarios llamaron a la ciudadanía a realizar las denuncias pertinentes al detectar algún centro de distribución que opere de manera irregular, y así contribuir a la seguridad de Acapulco.