Recibe AMLO a Andy Ruiz en Palacio Nacional

Ciudad de México. Con su flamante título de campeón mundial de peso completo de la Organización Mundial de Boxeo, la Asociación Mundial de Boxeo, la Organización Internacional de Boxeo y la Federación Mundial de Boxeo, Andy Ruiz se reunió esta mañana con el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

El pugilista recorrió Palacio Nacional acompañado de Miguel Torruco hijo, comisionado Nacional de Boxeo Honorifico. Luego dijo a los reporteros que estaba en un momento donde ha “logrado sus sueños». Con una réplica de uno de los cinturones de campeón, habló de la necesidad de que los paisanos residentes en Estados Unidos trabajen para alcanzar sus objetivos.

El pasado primero de junio Ruiz se convirtió en el primer campeón mundial mexicano de peso completo, al derrotar inesperademente al entonces vigente campeón de esas cuatro asociaciones boxísticas en el Madison Square Garden, el inglés Anthony Joshua, con quien volverá a pelear en la revancha del primer encuentro en Nueva York.

Aunque nació en Imperial Valley, California, Ruiz es un boxeador de ascendencia mexicana.

En un video en su cuenta de Twitter, López Obrador exaltó la figura de Ruiz, de quien dijo que es un hombre que “viene de abajo, con mucho esfuerzo, mucha dedicación”. Recordó que durante la pelea donde se coronó, su equipo puso como condición que se tocara el himno nacional mexicano, un detalle protocolario que rechazaban los organizadores.

“Mi tocayo me trae estos guantes que yo no los voy a usar porque soy pacifista, pero le agradezco mucho. Tras entregarle la réplica de uno de los cinturones, Ruiz le mostró los otros cuatro cinturones que le fueron entregados por su triunfo.

En reciprocidad López Obrador le regaló un billete de 500 pesos al boxeador porque tiene la imagen de Benito Juárez.

Más tarde, durante una conferencia que ofreció el campeón en las instalaciones de una televisora en el Ajusco, hizo un breve recuento de la entrevista.“Estoy muy orgulloso de que me recibiera el presidente”, contó Andy; “es como un tío al que le puedes hablar directo”.

Andy dijo que todo ha sido tan repentino y reciente que aún no termina de digerir lo que ocurrió. “Los que piensan que no se pueden conseguir los sueños les digo: mírame, soy un gordito que demuestra que todo es posible, que sí se puede”.Todas las burlas, incluso la caída en el tercer episodio ante Anthony Joshua lo hicieron levantarse. “Porque como mexicano soy guerrero”, dijo Andy; “desde antes me decían que no podía, que era un gordito que comía mucho, pero aquí estoy con todos los cinturones que gané el primero de junio en Nueva York”.

Vía: La Jornada.