Es revanchismo y persecución, dice Evodio sobre inhabilitación de ex funcionarios de Capama

Acapulco, Guerrero.- “¡No me voy a dejar!”, advierte el alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre sobre el proceso de inhabilitación que hizo la Auditoria Superior del Estado (ASE), a tres ex funcionarios de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama), en lo que fue su administración.

En un mensaje publicado a través de Facebook, el ex alcalde perredista señaló que él no ha sido inhabilitado y que seguirá con su vida política y profesional; sostuvo que la determinación de la ASE es revanchismo político y persecución en su contra.

Los ex funcionarios inhabilotados son: el ex director general de Capama, Chona Gutiérrez, el ex director de Finanzas y Administración, Guillermo Adolfo Galeana Salas, y el ex director de Operación, Juan Antonio Ramírez Valle, quienes tendrán que reembolsar en total 146 millones 922 mil 607 pesos.

Velázquez Aguirre cuestiona por qué hasta ahora se da el informe de la auditoría 2016, y por qué no se presentan resultados de auditorías anteriores.

“En esta etapa hago unas preguntas para la reflexión ¿Por qué culmina hasta ahora una auditoría del 2016? ¿Por qué 8 meses después de mi salida como alcalde? ¿Por qué un mes después de salir públicamente a hacer mis aclaraciones?”

“No me queda duda que continúa la persecución y el revanchismo político contra mi persona ¡No me voy a dejar! Yo voy a seguir hablando de frente y con la cara en alto a la ciudadanía de Acapulco”, dijo.

Sin embargo, el ex alcalde de Acapulco aceptó que en su función como alcalde fue presidente del Consejo de Administración de la Capama, pero por igual el gobierno estatal y federal, motivo por el cual no acepta actos de irregularidades.

“Cada quien tendrá que cumplir con sus procesos jurídicos y será responsable de su actuar”, explicó.

Evodio Velázquez pedirá una audiencia con el auditor Superior del estado, Alfonso Damián Peralta, a quien acuso de “cuidar y protege su trabajo”, representando a intereses políticos y no técnicos.

“Es claro pues un manejo sesgado y político de la información, es clara la persecución de la que he sido objeto desde el primer día de mi gobierno y hasta el día de hoy”, apuntó.