Conversar de cine en Acapulco

Por: Alfonso Juárez

Dedicado a Cinthya Carolina Pino Soto

Acapulco.- El cine es un diálogo permanente entre la imagen que es luz y el pensamiento del espectador.

Conversar sobre poesía audiovisual en una industria fílmica plagada de acción, violencia, desastre y falta de silencio es una tarea compleja en la actualidad.

“CineForo Amanecer” es, pese a toda la inmediatez de la producción cinematográfica, un espacio, un hálito de fe en Acapulco para abrir la conversación del cine como una expresión artística.

Cultura Visual del Sur es la organizadora de este proyecto al interior del Centro Cultural Rosalba Olvera que ayer inició un ciclo de películas de habla no inglesa.

 

En voz del cineasta soviético Andréi Tarkovsky “el arte incide sobre todo en el alma de la persona y conforma su estructura espiritual”, es así que este nuevo espacio pretende incidir en sus asistentes.

   Y es que en este puerto no todo es sol, playas, ni muertes violentas en balaceras.

Zimna wojna, Cold War o Guerra fría (2018), es el sexto filme dirigido por el polaco Pawel Pawlikowski fue la primera proyección del CineForo ante una veintena de jóvenes quienes apreciaron -en blanco y negro- una historia de amor.

Lejos de los clichés (que encierran esta misma frase) el ambiente en la sala fue del gozo de voces, de lenguas y cantos ajenos, de pausas, de tomas abiertas, a veces largas.

Encomiable esfuerzo el de los jóvenes quienes pusieron en marcha esta nueva aventura. Una pared en blanco, un cañón proyector, sillas plegables, café, galletas, pero sobre todo mucho empeño.

El cine lo vale, vale mucho la pena y también el conversatorio entre las ideas de la audiencia que son la imagen que hace luz en nuestro espíritu.