Con pistola en mano, impiden clausuras de tomas clandestinas, dice Capama

ACAPULCO, Gro.- El director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA), Leonel Galindo González informó que en la actual administración han detectado entre 180 y 200 tomas de agua clandestinas en diferentes colonias del puerto.

Entrevistado tras su participación en la sesión semanal del Grupo ACA, Galindo González dijo que han tenido problemas para clausurar las tomas ilegales, ya que “ciudadanos con pistola en mano” impiden a trabajadores de la paramunicipal que hagan su trabajo, por lo cual esperó que en los próximos meses se realice un programa de modernización de medidores digitales.

Respecto a las tomas clandestinas dijo que éstas se registran en las tres zonas del puerto: la tradicional, urbana y conurbada, “no podría precisar los puntos porque hay más y es muy complicado y difícil de decirlo, pero imagínense en qué zonas son.

También tenemos servicios donde nos contratan una pulgada o media y tienen instalaciones de dos, tres y cuatro pulgadas”, explicó.

Durante su intervención en la sesión, Leonel Galindo dio a conocer que los grandes hoteles de la zona Diamante, como el Princess, Fairmont o Mundo Imperial, no pagan el servicio de agua potable, lo que consideró como “de risa” porque son recibos que van desde los tres mil pesos; además que tampoco pagan el servicio de drenaje, ya que todo es a través de sus fosas o sus plantas de tratamiento de aguas residuales.

Agregó que la falta de agua potable se debe a que tienen la concesión del manejo de pozos, la cual fue otorgada por la Ley de Aguas Nacionales y el ahorro que hacen los hoteles era con lo que hace años se pagaba la nómina del organismo, que es de entre 19 y 20 millones de pesos.

“Ellos extraen el agua y la suministran, nosotros no le damos servicio, nos pagan una cantidad irrisoria por lo que consumen, pero esos pozos están de manera legal. A través de la Ley obtuvieron esos permisos, en su momento a lo mejor se les debió haber otorgado, pero eso es otra situación (…) No se puede revocar al menos que ellos incumplieran en algún punto del convenio, pero obviamente no lo van a cumplir”, explicó.

De la deuda con la CFE, recordó que la cifra histórica es de 450 millones de pesos, pero en lo que corresponde a la actual administración van al corriente, aunque admitió que de octubre a diciembre no pagaron y por lo tanto firmaron un convenio a pagarse en dos años.

“Ahorita vamos regulares, los meses de enero, febrero y marzo ya se abonó, otro consumo que es el corriente, enero y febrero ya se liquidó, marzo no han llegado los recibos y están por llegar y los vamos a liquidar para hacer frente a la temporada de la próxima semana”, mencionó.

Entre otros temas, dijo en esta administración, se han despedido a unas 200 personas para tener algunos ahorros, además que en el caso de los valvuleros también han hecho un esquema, ya que los ciudadanos han realizado varias denuncias de cobro para que les envíen el agua a sus domicilios, los cuales van desde los 20 hasta los 50 pesos, así como algunas “cervezas, caguamas o refrescos, hasta los 500 pesos”, afirmó.

Por: Quadratín Guerrero