Acapulko tropikal/ Misael Habana de los Santos

CAPAMA: la misma, corrupta y quebrada

Acapulco, Guerrero.- Con información plagiada de proyectos entregados con anterioridad a la presidenta municipal Adela Román Ocampo, el director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA), el senecto político priísta, acusado de corrupción a su paso por esa paramunicipal, Mario Pintos Soberanis presentó este jueves su propuesta de trabajo ante los consejeros del organismo que incluye la novedosa fórmula del endeudamiento.

En la reunión del Consejo de Administración celebrada la mañana de este jueves, el orden del día incluyó, “las acciones relevantes” realizadas entre el 22 de octubre hasta este 6 de diciembre en esta nueva Dirección, mientras Acapulco continúa sin agua, con fugas del líquido potable, tuberías rotas, corrientes de aguas negras en varios puntos de la ciudad, incluyendo colonias residenciales.

También otra acción relevante de Pintos Soberanis es pedir al Consejo, que preside su compañera de hace años en el partido tricolor, la presidenta municipal de Acapulco, que se le autorice tramitar ante la banca privada “en caso necesario y con las mejores condiciones del mercado, un crédito que se utilizaría para pagos emergentes como laudos, proveedores y servicios para mantener condiciones de negociación que permitan la operación del organismo”.

Listillo, Don Mario y los miembros de su equipo, entre ellos Samuel Peláez, si bien dicen, parafraseando el dicho popular “más sabe el corrupto que los diablos consejeros cómplices”, que le autorizarán la solicitud de crédito que no brindará una solución al problema del organismo que exigen los acapulqueños, que es la carencia del servicio por el que fue creado el organismo y brindar agua potable y drenaje a los usuarios, sino dinero para repartir en negociaciones con burócratas corruptos de la CAPAMA.

El dinero que se solicitará a la banca es, según Don Mario, “para mantener condiciones de negociación que permitan la operación del organismo”. Qué fino de cuello blanco y almidonado. Entonces la operación de la CAPAMA no radica en los cobros del agua y servicios que se prestan a empresas privadas y a los ciudadanos, sino en “las condiciones de negociación”.

¿Condiciones de negociación con quién y quiénes? Pues con hoteleros a quienes no se les cobran sus altos consumos; con funcionarios corruptos que cobran elevadísimos salarios que no corresponden al mandato de austeridad que hace el líder de la Cuarta Transformación.

La responsabilidad, o complicidad, de autorizarle la solicitud de crédito al director de CAPAMA para endeudar aún más a este barril sin fondo, que es este organismo saqueado por directivos priístas, perredistas y ahora por priístas con uniforme de Morena, y de seguir estimulando la corrupción que ahí campea, es de la consejera presidenta Adela Román Ocampo; de los consejeros ciudadanos Jorge Laurel González, Félix Tapia Díaz, Arturo Palma Carro, Alva Patricia Batani; de la regidora priísta Rosaura Rodríguez Carril, la edil de Morena Nayra Reyna Reséndiz y Francisco Javier Chavarría Peñaloza. ¿Usted confía en ellos? Yo no.

En la presentación de su programa de trabajo, Don Mario y Don Samuel, sin el menor rubor ético utilizaron tablas e información que el ingeniero Baldomero Díaz, aspirante técnico dirigir la paramunicipal, había utilizado en su presentación ante la Comunidad Politécnica hace algunos días. Proyecto que con antelación le había sido entregado a la entonces candidata de Morena, Adela Román.

¿Adela le entregó el proyecto a Mario? Sólo ellos lo saben. El hecho confirma que el actual director de CAPAMA, priísta de viejo cuño, además de no cumplir con el perfil profesional técnico recomendado para dirigir un organismo encargado de administrar el agua, carece de una programa con ideas propias para resolver el más grave problema de la ciudad: la carencia de agua en los hogares, su tratamiento y conservación.

Una verdadera desgracia para quienes esperaban mejores tiempos para la sociedad con el cambio de gobierno y de partido gobernante. Seguiremos sin agua y con la misma, corrupta y quebrada CAPAMA.