La impunidad ‘alimenta’ la violencia: Eloy Cisneros; Ayotzipana, tema pendiente, dice

Por: Carlos Navarrete

Chilpancingo, Gro.- Luego de recibir del Congreso local la Presea Eduardo Neri, el luchador social Eloy Cisneros Guillén, aseguró que la impunidad alimenta todos los días las estadísticas de homicidios en Guerrero, y que la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa es una cuenta pendiente del Estado Mexicano.

Cisneros Guillén fue condecorado ayer en sesión solemne del Poder Legislativo. Durante el acto, amigos y familiares que lo acompañaron,  exigieron la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala.

En más de dos ocasiones, los asistentes contaron en voz alta del 1 al 43, con el puño en alto, y concluían gritando la palabra “justicia”. Pese a que ese tipo de acciones están prohibidas durante el desarrollo de una sesión, la presidenta de la Mesa Directiva, Verónica Muñoz Parra, no los reprendió.

El luchador social y sus acompañantes llegaron en marcha a la sede del Congreso, partiendo del punto conocido como Banderas, donde está en antimonumento a los 43.

En su intervención tras ser galardonado, Cisneros Guillén, quien es fundador del PRD, partido al que renunció en 2014, aseguró que en México luchar por un país de libertades sigue constituyendo una amenaza “para un régimen anacrónico que, hasta la actualidad, se niega a morir”.

Dijo que los movimientos estudiantiles, populares, obreros y campesinos, han surgido como consecuencia de que las libertades políticas “siguen siendo letra muerta” en la Constitución.

Afirmó que la democracia ha sido “una quimera, y por ello la participación política del pensamiento progresista ha sido reprimida a sangre y fuego”.

Cisneros Guillén aseguró que hasta el momento, “las instituciones dejan mucho que desear”, pues la confianza que la sociedad tiene sobre ellas apenas llega al 34 por ciento, de acuerdo al Informe País sobre la Calidad de la Ciudadanía en México.

“Históricamente el estado de Guerrero ha sido poseedor de los peores niveles de pobreza, marginación y rezago social, solo compitiendo por el primer lugar con Oaxaca y Chiapas. Estas condiciones reflejan no sólo la injusticia social, reflejan el estado de desigualdad y discriminación, las nulas condiciones de desarrollo, la impunidad y la corrupción, porque sin estos elementos, sería imposible explicar la pobreza en que vive la mayoría del pueblo guerrerense”.

En su discurso, Eloy Cisneros refirió que no sólo la pobreza lacera a la sociedad, sino también la impunidad, “que es el común denominador de tantos y tantos crímenes que sólo alimentan a diario las estadísticas de homicidios en nuestra entidad”.

Afirmó que la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa es una cuenta pendiente  que tiene el Estado Mexicano con la población, por la cual, dijo, “seguiremos luchando sin descanso para que haya verdad y justicia”.

Por ello, demandó desde tribuna su presentación con vida, y castigo ejemplar a los autores intelectuales y materiales de ese crimen.