Insuficiente el trabajo de Seguridad Pública estatal, reprochan diputados a encargado de despacho

Por: Carlos Navarrete

Chilpancingo, Gro.- Tras la comparecencia del encargado de despacho de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del gobierno del estado, Rafael Horacio Perfecto Beltrán Noverola, los grupos parlamentarios de Morena, PRI y PRD en el Congreso local, coincidieron en que las acciones emprendidas por esta dependencia no han sido suficientes para resolver el problema de violencia que padece la entidad.

La comparecencia de Beltrán Noverola se desarrolló en la sala José Bajos Valverde, ante las comisiones de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos; se extendió por cinco horas y, a diferencia del resto de los funcionarios citados por el Congreso, fue a puerta cerrada, por lo que no se permitió el acceso a medios de comunicación.

El acceso a reporteros se dio en la etapa final de la actividad, sólo para escuchar la postura de cada grupo parlamentario respecto a lo informado por Beltrán Noverola durante su comparecencia.

La primera en intervención fue de la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, la diputada del PT, Leticia Mosso Hernández, quien aseguró que en los últimos años el incremento del presupuesto para la SSP ha sido significativo.

“Sin embargo hacen falta mejores resultados, la representación parlamentaria del Partido del Trabajo estima que hace falta derribar barreras prohibitivas, pero también se requiere de mejores acciones o políticas públicas que enfrenten  de manera directa las causas que provocan la inseguridad», dijo.

Afirmó que el gobierno y la sociedad en su conjunto deben esforzarse por que los jóvenes guerrerenses permanezcan en las aulas, garantizando becas que contribuyan a disminuir el gasto de las familias en la educación de sus hijos; así como aumentar los espacios deportivos y culturales; combatir la pobreza; mejorar la procuración de justicia; y fomentar los valores cívicos.

Por su cuenta, el diputado Robell Urióstegui Patiño, del grupo parlamentario del PRD, indicó que la comparecencia concluía con la percepción de que no hay un diagnóstico real de lo que está pasando en Guerrero, y que tampoco existe una estrategia que ataque a los problemas “de fondo”.

“Creemos que hay una estrategia de reacción, nada más, es la impresión y el sabor de boca que nos llevamos de esta comparecencia. Efectivamente, no es un tema de la secretaría, coincido en lo que usted comentaba en el sentido de que se tiene que involucrar a toda la ciudadanía (…) porque  de nada nos va a servir llenar de policías, o traer a la Gendarmería si en nuestro hogar no estamos haciendo lo propio”, señaló.

Afirmó que los guerrerenses siente “un vació” en materia de seguridad, “existe miedo, el terror, y creo que es ahí donde debemos aplicar nuestro esfuerzo todos los que estamos aquí, todos los que vivimos en Guerrero”.

En tanto, el presidente de la Comisión de Seguridad, el diputado priista, Heriberto Huicochea Vázquez, reconoció la labor de quienes integran la Policía del Estado, pues, afirmó, se trata de hombres y mujeres que arriesgan su vida todos los días.

El legislador del PRI indicó que en la comparecencia, Beltrán Novarola les informó acerca de la consolidación del sistema de desarrollo policial, la profesionalización y el servicio de carrera; la creación de grupos de especialidad para atender la inseguridad pública; el aseguramiento de presuntos responsables, armas y la liberación de personas secuestradas; así como el incremento de las acciones de prevención social del delito.

“Reconocemos la acciones emprendidas hasta el momento por parte del gobierno, sin embargo le señalamos que no son suficientes, esperando que se redoblen los esfuerzos para el beneficio de los guerrerenses”.

El último en intervenir fue el diputado de Morena, Arturo Martínez Núñez, quien dijo que las comparecencias serán un ejercicio cotidiano y permanente en la actual legislatura, y aclaró que no se trata de llevar al “banquillo de los acusados” a nadie, ni de un enjuiciamiento a ultranza, sino de evaluar el desempeño de la función pública para deslindar responsabilidades a que haya lugar.

El diputado coincidió con Robell Urióstegui respecto a que no existe un “planteamiento estratégico que oriente y dé certeza a la conducción de acciones de gobierno, viables y eficientes, en materia de seguridad pública”.

Afirmó que no hay diferencias trascendentes en el diseño de políticas públicas entre las últimas cuatro administraciones estatales, pese las etapas de transición que ha vivido Guerrero.

“Antes al contrario: la inseguridad pública aumenta día a día, ubicando a todas y todos quienes vivimos y transitamos por nuestro territorio, en una condición de sobrevivientes de la violencia. Muy a pesar de los recursos humanos, materiales y financieros que usted nos ha informado que se aplicaron en la entidad para garantizar el derecho a la seguridad pública de todas y todos los guerrerenses, lo cierto es que no ha dado los resultados esperados”.

Por ello, llamó a Beltrán Novarola a comenzar por reconocer las deficiencias en la estrategia de seguridad.

“No se demerita ni menosprecia o minusválida el trabajo hasta ahora realizado; el esfuerzo conjunto y coordinado; las horas de servicio emprendidas y la preocupación personal de nuestra autoridades; ha sido sin duda un trabajo valioso. Pero lo cierto, es que no ha sido ni efectivo, ni suficiente”, apuntó.