En defensa de Paco Ignacio Taibo II

Misael Habana de los Santos

El detective Héctor Belascoarán Shayne no tiene quién lo defienda en el caso quizá más complicado que haya enfrentado en contra del conservadurismo y los buenos modales que enarbola la Liga de la Decencia Mexicana, en la zaga literaria que le ha dado fama más allá del continente.

Belascoarán Shayne es un personaje literario creado por el escritor asturiano-mexicano Paco Ignacio Taibo II (PITII) como detective de al menos unas diez novelas de corte policiaco que han sido celebradas, leídas, disfrutadas por sus lectores, y mucho de ello por la personalidad y peculiar estilo de este detective chando, mal hablado e hipercorrecto.

Argumento que enarbolan en gran medida y con mucho odio los acosadores de la derecha política derrotada el pasado primero de julio, algunos de ellos representantes de partidos políticos que jamás han puesto los ojos en un libro del asturiano más mexicano y ningún otro texto que clasifique como literatura, en contra del prolífico escritor propuesto para dirigir el Fondo de Cultura Económica, editorial fundada por el ilustre historiador y ensayista Daniel Cosío Villegas.

El “sea como sea, se las metimos doblada, camarada”, de Taibo II en la FIL de Guadalajara, por cierto, respuesta aplaudida por los presentes en el salón, seguro muchos seguidores del escritor que se dieron cita para escuchar al hípercorrecto escritor y que sus fans consideran como un personaje salido de sus historias mismas que retratan bien nuestra mexicanidad que incomoda a fifís y almidonados; decía, la respuesta de Paco a un miembro del público es la expresión más mexicana, machista si quieren, pero común para festejar un triunfo en el deporte, en el juego, en la política, etc.

Pregúntenle a nuestros próceres priístas locales de antaño, los Figueroa, los Vicario, y a quien hoy acremente cuestiona a PITII, el senador Manuel Añorve Baños, costeño, mal hablado que la verga. ¿O no paisano? O preferimos la hipocresía de la corrección política, que me parece más vulgar que la palabra sobaco, dice el lugar común. Más allá de lo dicho por el escritor, la respuesta, la reacción, es desautorizar todo aquello en automático que venga del gobierno que encabezará AMLO a partir de pasado mañana. La jauría conservadora ataca y atacará.

Paco, mucho más ilustrado que su personaje Belascoarán Shayne, es un poco como él o se reivindica como su celebrada invención. Si Paco ha pasado por las universidades estudiando o dando conferencias, su detective se formó en los barrios bajos de la ciudad y se formó mediante cursos baratos por correspondencia.

El policía no fue a Harvard como nuestros ilustres gobernantes que nos hundieron con aplicaciones de sus fórmulas neoliberales y que al final los llevaron al barranco del desprestigio social.

Paco, como su personaje, replica el lenguaje coloquial, el policía habla como policía, el obrero como tal, la puta igual… y Paco habla como PITII este personaje que él mismo se ha construido afanosamente. Y cuando se pensó que sería el director del FCE ya se sabía que Taibo sería el mismo.

Así que no hay que buscarle chiches a las culebras. PITII no necesita quién lo defienda, lo sabe hacer solo. Y frente al FCE sería un extraordinario director, aunque sea mal hablado, y sobresaliente escritor.

Hay que entender que estas jornadas son días de combate y cualquier declaración, acción, de los actores de la Cuarta Transformación será magnificada mediáticamente por lo que hay considerar este escenario, sin perder el estilo y forma, como lo han perdido nuestras autoridades municipales de Morena en Acapulco, extraviadas en sus hechos y sus prácticas del pasado que condenaron los votantes en las pasadas elecciones en las que, según PITII, “sea como sea, se la metimos doblada, camarada”.

Quadratín Guerrero