Por cierre de escuelas, Astudillo irá a Chilapa ‘a poner calma’

El gobierno no tiene dinero para satisfacer a la CETEG, advierte el gobernador

A dos días de la suspensión de clases en al menos seis escuelas del municipio de Chilapa por casos de extorsión a los maestros y directivos, el gobernador del estado, Héctor Astudillo Flores informó que acudirá a esa ciudad a “poner calma”.

En entrevista, tras la Inauguración de Casa Pamar en Chilpancingo, el mandatario dijo que se presentará en el cabecera municipal “lo más rápido posible”, y así aminorar el tema de cierres de escuelas para “no caer en psicosis” ante a quienes “les gusta jugar” en ese tema.

“De ninguna manera subestimo el tema de la delincuencia, pero creo que hay que buscar el grado de eso”, señaló.

Desde ayer martes, al menos seis planteles han cerrado en Chilapa por mensajes de extorsión que les llegaron vía WhatsApp a maestros y directores, en los que les piden la entrega de los aguinaldos.

En cuando al repunte de violencia en el municipio de Chilpancingo, en donde fueron hallados los restos descuartizados de un exmando de la policía estatal, Astudillo pidió revisar ese tema pues los crímenes habían disminuido considerablemente.

“Hay que investigar a qué se debe”, pidió.

En el caso del conflicto magisterial de la CETEG que se mantiene en Guerrero, en donde en los últimos días han marchado y bloqueado la Autopista del Sol, el mandatario aceptó que es un asunto complejo porque cada quien busca sacar sus negociaciones.

“Las quieren sacar rápido, como ellos las quieren y a como ellos les gusta. Es un asunto muy complicado, el gobierno no tiene dinero para satisfacer los planteamientos que buscan los maestros. El gobierno debe hacer un esfuerzo para atender, en escucharlos y atenderlos. Pero Guerrero no tiene los recursos suficientes”, apuntó.