“Un niño me preguntó: ¿qué es la hierba?

“Un niño me preguntó: ¿qué es la hierba?, trayéndola a manos llenas…¿Cómo podría contestarle? Yo tampoco lo sé”.

Mierda! Mierda de caballo había hoy en la mañana por doquier. Un olor no del todo desagradable, la cuita de caballo, huele a zacate, a yerba verde. No a Mota a Hierva Verde a lo Walt Whitman.

De hecho aún seca es de éste color, verdosa y hedionda pudo verse al amanecer a lo largo y ancho de la avenida Costera, la zona más cuidada por la oligarquía cevichera, que la quisiera ver siempre llena de albañiles gringos güeros con billetes verdes y no de nA(r)cos con caballos de sangre y monturas tejidas de oro y Plata.

O la nueva moda automotores de playa que llevan música de Banda, corridos de narquillos y la familia arriba con cerveza en mano y comiendo de una manera animal desde una bolsa de sabritas.

Todos ellos caminando sobre el cemento, los caballos sacan estrellitas con sus herrajes de acero mientras cargan voluminosas figuras de carne enmezcalada.

Y por supuesto la narco cultura televisa con sus estrellitas rubias e ignorantes, operadas; cantantes que no cantan y seguida por una prensa fans como una recua desbocada, de imbeciles, de caballos sin nombre.